La tiroides es una de las glándulas más importantes para la salud del cuerpo, desempeña un importante papel en la salud general, ya que regula los procesos metabólicos, participa en la producción hormonal y en la elaboración de proteínas.

Cuando esta glándula tiene problemas para funcionar correctamente, su funcionamiento se altera y puede dar lugar a varias enfermedades que disminuyen la calidad de vida como es el caso del hipotiroidismo la afección más común.  Las mujeres son la población más afectada, en especial en edad adulta.

 El Hipotiroidismo se produce cuando baja la actividad de la glándula y no produce la cantidad suficiente de tiroxina, hormona responsable de su adecuado funcionamiento en el metabolismo.   Algunos síntomas que hacen sospechar que se está padeciendo esta enfermedad pueden ser un aumento de peso exagerado, metabolismo lento, caída del cabello en forma abundante, piel seca, depresión, intolerancia al frio, pérdida de energía o fatiga crónica y desequilibrio hormonal.

“El metabolismo es la capacidad que tienen las células del cuerpo para utilizar adecuadamente el oxígeno y el alimento que entran al organismo con el fin de producir energía.”

Alimentación para mejorar el funcionamiento de la Tiroides

Para prevenir los problemas en la tiroides, principalmente el hipotiroidismo, que es el más común, es esencial adoptar una alimentación rica en nutrientes para facilitar su buen funcionamiento. Es muy importante reducir el consumo de alimentos procesados y buscar aquellos de origen orgánico y natural.

Hay que tener en cuenta que se debe tener una dieta bastante sana y equilibrada. Esta debe permitirnos mantener un peso estable, pero que proporcione altos niveles de energía. A continuación, mencionamos los principales grupos de alimentos que debes incluir en una dieta para personas con Hipotiroidismo

Alimentos ricos en yodo

Alimentos ricos en fibra

Carnes magras

Alimentos ricos en vitaminas

Alimentos ricos en zinc

Alimentos ricos en yodo

Dentro de los alimentos que pueden ayudar a mejorar y mantener la enfermedad bajo control está el yodo. Este regula la hormona tiroxina y ayuda al buen funcionamiento de la tiroides. Algunas fuentes ricas son:  Huevos, Acelga, semillas de calabaza, Semillas de Ajonjolí, Mariscos, Champiñones, Sal fortificada con yodo.

Alimentos ricos en fibra

La fibra es esencial para regular la función metabólica y evitar el aumento de peso por hipotiroidismo. Gracias a sus propiedades contribuye a mejorar la digestión y dar una mayor sensación de saciedad. Estos alimentos pueden ser frutas, legumbres, granos enteros y verduras.

Algunos frutos secos y cereales poseen un alto contenido en fibra como es el caso de la Avena, Quinoa, almendras, pistachos, Nueces y en general todos los cereales integrales.  Los Frutos deshidratados igualmente son fuente de fibra y ayudan a un correcto funcionamiento intestinal como son el caso de los dátiles, las ciruelas y uvas pasas ente otros.

Carnes magras

El consumo de carnes magras es un gran complemento para todo tipo de dietas, incluyendo la de las personas con dificultades tiroideas. Estas incluyen; Pollo, Ternera, Pavo, Conejo.

Alimentos ricos en vitaminas

Las vitaminas desempeñan un papel fundamental en la salud general. En este caso en especial se aconseja el consumo de aquellos alimentos que aportan vitaminas y carbohidratos como: Frutos cítricos, Cereales, Granos y semillas, Levadura de cerveza, Arroz, Salvado, maní, Setas

Alimentos ricos en zinc

Los bajos niveles de este mineral en el cuerpo podrían estar relacionados con la hormona tiroidea.  Por lo tanto, es recomendable proporcionarle una buena dosis al organismo a través de ciertos alimentos ricos en zinc. Ostras, Germen de trigo, Salvado, Cordero, Jengibre, Frutos secos, Guisantes.

Alimentos ricos en selenio

Una de las propiedades del selenio es que ayuda a mejorar el desarrollo hormonal. Algunos de los alimentos que aportan selenio a nuestro organismo son el pollo, las nueces, el salmón, la cebolla y el ajo.

Todos estos alimentos pueden influir de forma positiva en la salud de la tiroides. Sin embargo, en caso de sospechar una enfermedad tiroidea, lo mejor es consultar al médico para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuado.

“Algunos alimentos favorecen el funcionamiento de la glándula tiroides y otros interfieren directamente en su función o impiden la absorción intestinal de la hormona tiroidea. Por tanto, debemos saber qué comemos y cómo afecta a nuestra salud”.

Recomendaciones para mejorar el funcionamiento de la Tiroides

 La terapia Ayurvedica; es una alternativa basada en el antiguo pensamiento ayurvédico (Medicina tracional de la India), la tasa metabólica de cualquier organismo es sinónimo de lo que los antiguos conocían como “Agni” o lo que hoy podemos considerar el “fuego”, como metabolismo. Es cuando el fuego metabólico de una persona está fuera de equilibrio que se pueden experimentar los efectos de tiroidismo, y que es directamente responsable de determinar qué tan rápido o lento se metabolizan los alimentos que ingerimos.  Cuando el fuego metabólico de una persona es débil o baja, pueden experimentar hipotiroidismo.

A continuación, algunas recomendaciones para mejorar el funcionamiento de la glándula tiroides.

Especias:  La cúrcuma es una especie típica de la India que regula las hormonas tiroideas, reduce el impacto del hipotiroidismo y puede evitar el descenso de la temperatura corporal basal.

Vicios:  Evitar tabaco y alcohol. Fumar reduce los niveles de TH y produce hipotiroidismo crónico subyacente.  Investigaciones han demostrado que la nicotina aumenta la síntesis de T3 y T4 en el cerebro, mientras que el alcohol y los opiáceos bloquean el desglose de T3 en el cerebro.

Ejercicio:  El ejercicio aumenta la sensibilidad de los tejidos a la hormona de la tiroides, y estimula la secreción de la glándula tiroides se recomienda; caminar, nadar, correr, Yoga, ciclismo.

Control de estrés:  El estrés físico y emocional inhibe la secreción de la glándula tiroides, debido a la secreción de tirotropina.  Controlar los niveles de estrés es esencial para el buen funcionamiento de la glándula tiroides.

Pranayama:       Es el control de la respiración y la energía vital.  La forma mas eficaz es pranayama Ujjayi, que actúa en la zona de la tiroides, energiza el cuerpo e incrementa el metabolismo.

Yoga:Los trastornos de    tiroides son en muchas ocasiones provocados por el estrés y la ansiedad.  La práctica regular de Asanas (posturas) de Yoga son esenciales para purificar el cuerpo y calmar la mente.  En el caso del hipotiroidismo las extensiones hacia tras son las posturas más beneficiosas.

Asanas de Yoga para la Tiroides

  • Salamba Sarvangasana (postura sobre los hombros)
  • Viparitakarani (postura restaurativa)
  • Halassana (postura del arado)
  • Bhujangasana (cobra)
  • Matasyasana (postura del pez)
  • Setu Bandha arvangasana (el puente)
  • Urdhva Dhanurasana
  • Ustrasana (Postura del camello)

Mantras:  Recitar silabas, palabras o frases sagradas estimulan la glándula tiroides, gracias al efecto que generan sobre las cuerdas vocales.  El sonido primordial OM es ideal para conseguir este efecto.

Hipócrates, el padre de la Medicina, decía:  que cuando algún enfermo se le acercaba para pedirle ayuda, él siempre le preguntaba si estaba dispuesto a renunciar a las causas de su propia enfermedad.

 Son muchas las posibles causas que afectan la función tiroidea subida del cortisol debido al estrés, ansiedad, infecciones crónicas, o deficiencia de nutrientes; cualquiera que sea la causa es importante que generemos consciencia y asumamos esta condición cambiando hábitos de vida que nos permitan tener calidad de vida, bienestar y armonía.

PEREIRA - RISARALDA

Horario de atención

9AM - 6PM

×

Powered by WhatsApp Chat

× Chatea con nosotros