El aceite de coco es un aceite de origen vegetal conocido por los diversos beneficios que aporta a nuestra salud y belleza.  El aceite de coco debe ser virgen es decir extraido mediante un proceso de prensado en frío y sin el uso de aditivos químicos que alteran su composición básica los cuales perjudiciales para la salud.

El aceite de coco es un aceite de origen vegetal conocido por los diversos beneficios que aporta a nuestra salud y belleza.  El aceite de coco debe ser virgen es decir extraido mediante un proceso de prensado en frío y sin el uso de aditivos químicos que alteran su composición básica los cuales perjudiciales para la salud.

El aceite de coco es un excelente aliado natural, utilizado para el cuidado de la salud de forma cosmética como hidratante para el cabello y piel; y como antimicótico de uñas y dentadura ya que posee Ácido Láurico. Además, su consumo adecuado permite el aprovechamiento de sus propiedades antioxidantes, lo que ayuda al cuerpo a absorber las vitaminas y minerales que necesita para funcionar correctamente, esto se deben a la gran cantidad y diversidad de ácidos que contiene: ácido láurico, ácido cáprico y ácido caprílico. Estos ácidos tienen propiedades antibacterianas, antioxidantes y fungicidas, entre otras.

El aceite de coco, al igual que el ghee, es ideal para todo tipo de platos, ya que puede soportar altas temperaturas sin dañarse como le pasa a otros aceites.

Una cucharada diaria de aceite de coco no cae pesado al sistema digestivo ni aumenta el nivel de azúcar en sangre, así que si quieres un poco de energía extra, puedes agregársela a tus platos o añadir a tu té o café en lugar del endulzante. Esto ayudará a mejorar la absorción de vitaminas solubles en grasa, por lo que tomar una cucharada de aceite de coco junto con tus vitaminas diarias podría ayudar a aumentar su efectividad.

 Otra gran ventaja del aceite de coco es que no se pone rancio, esto es una gran ventaja para hacer remedios caseros. El aceite de coco, al igual que el ghee se mantiene a temperatura ambiente durante un año y no se enrancia. Además tiene un poderoso efecto antioxidante.

El aceite de Coco aumenta la energía y la resistencia por lo que es un gran complemento  para atletas y deportistas; gracias a que acelera el metabolismo, el aceite de coco mejora la función de la tiroides y con la ayuda de ejercicios ayuda a fortalecer los músculos.

ACEIE DE COCO: USOS Y MODO DE EMPLEO

ACEITE DE COCO: USO COSMÉTICO

Aceite de coco para la piel

Excelente desmaquillador. Lubricante natural y seguro, que se absorbe con facilidad.

Exfoliante corporal. Se mezcla aceite de coco y azúcar (también se puede agregar sal marina), se aplica en todo el cuerpo y se enjuaga con agua.

Mascarilla Facial. Se utiliza una mezcla de aceite de coco más aceite de almendras (un cuarto de cucharada de cada uno), se deja por cinco (5) minutos y se enjuaga con agua tibia.

Marcas y Manchas. Ayuda a atenuar el color de las manchas y las marcas de nacimiento, así como a disminuir los párpados caídos o bolsas debajo de los ojos.

Prevención y reducción de arrugas. Se hace un masaje con aceite de coco en forma circular alrededor de la piel flácida; ayuda a fortalecer los tejidos conectivos que producen las arrugas (párpados caídos o bolsas debajo de los ojos).

Después de la Afeitada. Útil para proteger la piel antes y después de la afeitada.

Protector de Labios. Agente suavizante, hidratante y protector para los labios.

Hidratante Corporal. Ideal como hidratador de todo el cuerpo, incluyendo el cuello y la cara. Para tratar pezones agrietados y piel seca; para revertir la piel grasa se utiliza un poco cantidad como base antes de aplicar el maquillaje.

En contusiones, puesto directamente sobre la herida acelera el proceso de curación.

En casos de Picadura de insectos, aplicado directamente sobre la picadura, el aceite puede detener la sensación de picazón y ayudar en el proceso curativo.

Para quemaduras. se aplica sobre la zona afectada, reduce la posibilidad de marcas de cicatrices y promueve la curación.

Como desodorante. se mezcla con polvo de almidón de maíz y bicarbonato de sodio.

Alivia los síntomas que provoca la dermatitis por el uso del pañal en los niños.

Tratar problemas de la piel como psoriasis y dermatitis extrema.

Tratamiento contra las estrías. Como protector solar. El aceite de coco ayuda a mantener el pigmento de los colores para los tatuajes, igualmente acelera el proceso de curación de los mismos. Se puede usar después de un tratamiento con láser.

Se utiliza en masajes mezclado con aceites esenciales.  Ideal para quienes son de constitución Pitta según la ciencia milenaria  del Ayurveda.

ACEITE DE COCO PARA EL CABELLO

Caída del cabello. Aplicándose tres (3) veces al día en los sitios de poco cabello, ayuda a regenerar las células recuperando el mismo. Para problemas de sequedad en el cuero cabelludo, este aceite no solo nutre la piel, sino que ayuda a eliminar las costras.

Anticaspa. Para tratar la caspa, se aplica el aceite directamente en el cuero cabelludo dos veces por semana.

Acondicionador. Como acondicionador para el cabello, se aplica de puntas hacia arriba; este procedimiento puede realizarse varias veces al día. Como tratamiento, se frota un poco de aceite sobre el cuero cabelludo al bañarse.

Proteger y nutrir el cabello. El aceite de coco es conocido por sus beneficios para el cabello. En Ayurveda preferimos utilizarlo como acondicionador aplicado un tiempo antes del champú. Simplemente masajea el cabello seco con aceite de coco y déjalo mínimo una hora, puedes dejarlo toda la noche protegiendo tu almohada y lavarlo por la mañana.

Cuando se aplica de esta forma, el aceite de coco inhibe la penetración del agua en el cabello, lo que de otra forma podría debilitarlo y hacerlo más frágil haciéndolo propenso a quebrarse. Además, cuando se aplica antes del champú una pequeña cantidad de aceite de coco es capaz de penetrar en el cabello y nutrirlo en mayor profundidad incluso durante el lavado.

Esto también explica por qué tantas personas hablan de la maravillosa capacidad del aceite para prevenir el encrespamiento en climas húmedos- esta es otra característica de su actividad hidrofóbica. Los cabellos más porosos podrían encontrar al aceite de coco particularmente beneficioso. Ideal para cabellos tratados químicamente y africanos, así como los que padecen problemas del cuero cabelludo, incluyendo la caspa

ACEITE DE COCO: USO ALIEMENTICIO

Gracias a sus ácidos grasos de cadena media el aceite de coco es una de esas alternativas saludables que podemos utilizar en la cocina para darle un sabor especial a nuestros platos

Darle un mejor sabor a la avena. En lugar de utilizar azúcares refinados o edulcorantes en tu avena, agrégale un poco de aceite de coco derretido. Este ingrediente le da un exquisito sabor dulce y, de paso, brinda un plus de ácidos grasos saludables que te llenan de energía.

Reemplazar el azúcar del café. El consumo excesivo de azúcar es una de las causas principales de trastornos como la diabetes tipo 2, la obesidad y otras dificultades metabólicas. El aceite de coco, un producto 100% orgánico, puede reemplazar esta sustancia en recetas que requieren un toque de dulce.

A diferencia de los productos artificiales, esta grasa saludable no altera los niveles de azúcar en la sangre.

Aderezo para ensaladas. Los aderezos para ensaladas caseros casi siempre se preparan a partir de una combinación de aceite de oliva y vinagre balsámico. Sin embargo, para variar el sabor y los beneficios, es bueno hacerlo de vez en cuando con un poco de aceite de coco.

Este producto es un buen sustituto de otras grasas saludables y, dado que tiene un toque dulce y sutil, va muy bien con el sabor de las frutas y los vegetales.

Hornear alimentos. Para hornear los panecillos y otros alimentos similares casi siempre usamos mantequillas o aceites vegetales con grasas saturadas.

El aceite de coco virgen es una opción muy saludable que, por su textura, reemplaza con facilidad estos ingredientes durante el proceso de cocción.

Incluso, por su exquisito sabor a coco, es una gran forma de darle un toque más especial a estas preparaciones.

Mantequilla de coco. La mantequilla es una de las grasas que hace parte de cientos de recetas en nuestra cocina. Sin embargo, muchos expertos en nutrición la desaconsejan dado que aporta demasiadas calorías y grasas saturadas.

Por suerte, este ingrediente natural cuenta con una textura similar y, dado que sus grasas son saludables, resulta ser una mejor alternativa.

La próxima vez que quieras disfrutar un pan tostado u otro alimento similar, úntale un poco de aceite de coco en lugar de mantequilla.  Puedes combinar el aceite con una pequeña cantidad de canela para darle un sabor más especial.

Preparar palomitas de maíz. Las palomitas de maíz son uno de los aperitivos saludables que se pueden consumir con regularidad.

Es esencial prepararlas con un aceite saludable de buena calidad, ya que las grasas vegetales saturadas pueden afectar sus beneficios.

El aceite de coco es una excelente opción para cocinarlas; no solo les da un sabor más agradable, sino que potencia sus propiedades.

Hacer batidos más nutritivos. Añadir una cucharadita de aceite de coco en los batidos de frutas y vegetales le brinda un extra de energía al organismo y le aporta ácidos grasos de cadena media y poderosos antioxidantes.  Este aceite se combina con mucha facilidad con otros ingredientes y, por su suave sabor, hace que la receta sea mucho más sabrosa.

Evitar que los alimentos se adhieran. En lugar de utilizar un spray antiadherente durante la cocción de algunos alimentos, usa un poco de aceite de coco sobre la superficie de la sartén.

Este producto impide que los restos de comidas se queden pegadas y evita que se deteriore el material del utensilio en cuestión.

Otros usos del Aceite de Coco:

Para preparar crema dental, se mezcla en un recipiente de vidrio con tapa, aceite de coco, bicarbonato de sodio y cúrcuma (un cuarto de cuchara de cada uno), cepíllese y enjuague con agua y/o vinagre de manzana diluido.

El consumo diario de una cucharada de aceite de coco en las madres lactantes enriquece la producción de leche.

 

BENEFICIOS DEL ACEITE DE COCO

El aceite de coco resulta muy beneficioso para nuestra salud. Entre los beneficios del aceite de coco podemos destacar los siguientes:

  • Para la piel. El aceite de coco posee un gran poder hidratante y puede ser de gran utilidad para prevenir la sequedad, la descamación, la rojez y el picor. Al estimular la producción de colágeno, retrasa las arrugas y la flacidez de la piel. Al mismo tiempo, aplicar una fina capa de aceite de coco sobre un moratón sirve para que se acelere la curación de aquellos tejidos que hayan resultado dañados. La aplicación tópica de aceite de coco resulta también muy recomendable para tratar la psoriasis, los eccemas o las dermatitis, entre otras afecciones cutáneas.
  • Para el cabello. El aceite de coco aporta fuerza, brillo y vitalidad al cabello. Al mismo tiempo, estimula su crecimiento, equilibra el cuero cabelludo y previene la sequedad y la descamación, así como la caspa y los piojos. De entre los múltiples aceites utilizados en Ayurveda, el aceite de coco es el que más capacidad posee para penetrar en la estructura interna del cabello. El aceite de coco está especialmente indicado para tratar los cabellos porosos y que hayan sufrido los efectos de los tintes y las decoloraciones.
  • Sistema digestivo. La ingesta de aceite de coco sirve para mejorar el funcionamiento del aparato digestivo. Además de ayudar en la absorción de vitaminas, minerales y aminoácidos, el aceite de coco evita problemas de estómago y de digestión como, por ejemplo, el síndrome del intestino irritable. Se puede tratar los problemas del reflujo ácido y así se mejoran los problemas de la indigestión si se toma después de una comida.
  • Como buen antioxidante que es, el aceite de coco ayuda a prevenir las enfermedades degenerativas y el envejecimiento prematuro.
  • Relajante. Una buena manera de relajarse es disfrutar de un masaje craneal con aceite de coco. Un masaje en la cabeza dado con este aceite ayuda a eliminar el cansancio mental y a tranquilizar a la persona que los recibe.
  • El aceite de coco fortalece el sistema inmunológico y ayuda a combatir las infecciones gracias a la presencia en él de componentes antimicrobianos, así como de ácido cáprico y ácido caprilíco, ambos con propiedades antivirales, antimicóticas y antibacterianas. El ácido láurico que contiene puede eliminar virus y hongos, ayudando a prevenir y eliminar infecciones.
  • El aceite de coco mejora la capacidad de nuestro organismo para absorber minerales como el magnesio o el calcio, lo que beneficia a nuestros huesos y dientes. Así, este tipo de aceite puede resultar muy útil para prevenir la osteoporosis, ayudar en la recuperación de fracturas y evitar la aparición de caries.
  • Promueve la salud cardíaca. Mejora el nivel de colesterol bueno (LHL) en la sangre, ayudando a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Debido a su alto contenido de ácido laúrico, el aceite de coco ayuda a prevenir enfermedades cardíacas, reduciendo el colesterol y manteniendo la tensión en niveles adecuados. Además reduce la propensión a padecer lesiones arteriales, por lo que ofrece grandes aportes a nuestro corazón.
  • Salud del cerebro; Incrementa la función cerebral de los pacientes con Alzheimer. Es fuente de energía y tiene efectos terapéuticos en el cerebro.

Otros Beneficios:

  • Ayuda a la absorción de calcio y magnesio que lleva a un buen desarrollo de huesos y dientes.
  • Este aceite aumenta la energía y la resistencia por lo que es un gran complemento para quienes van al gimnasio y atletas. Porque acelera el metabolismo, el aceite de coco mejora la función de la tiroides y con la ayuda de ejercicios ayuda a fortalecer los músculos.
  • Mejora la secreción de insulina y la utilización de la glucosa en sangre, por lo que es ideal para los diabéticos.
  • Mejora la función pulmonar, aumenta la fluidez de las membranas celulares mejorando la función pulmonar.

RECOMENDACIONES:

Procura adquirir las presentaciones virgen, ya que los aceites refinados no cuentan con sus mismas cualidades nutricionales.

 Recuerde que el aceite de coco es vegetal y prensado en frio por lo cual no se debe calentar demasiado para el inicio de la cocción, pero soporta grandes temperaturas.

“Ahora que sabes cómo usar el aceite de coco y quieres aprovechar sus increíbles beneficios; inclúyelo en tu hogar y tendrás un aliado no solo en tu cocina sino a nivel cosmético, capilar, terapéutico y mucho más”.

PEREIRA - RISARALDA

Horario de atención

9AM - 6PM

×

Powered by WhatsApp Chat

× Chatea con nosotros