El yogur griego es una de las preparaciones más antiguas y deliciosas que hemos llegado a heredar. Hoy en día se consiguen con mucha facilidad en el mercado, sin embargo, aún hay quienes prefieren hacerlo en casa por diversos motivos. Y es que hacer un yogur griego casero no es complicado en absoluto.

¿Cómo hacer yogur griego casero?

Para hacer un delicioso yogur griego casero solo necesitas un par de ingredientes y un poco de tiempo para prepararlo.

 

 Ingredientes

  • 1000 ml de leche entera
  • 1 tarro de yogur griego natural.
  • Recipiente de Vidrio con tapa.
  • Para dejar fermentando el yogur, te recomendamos usar el horno, pues este permanece sellado y no recibe corrientes de aire.

Procedimiento

  • Poner toda la leche (1000 ml) en una olla. Llevar al fuego hasta que alcance una temperatura de 70º. Es importante tratar de ser lo más exactos posible. Si no tienen termómetro, lo que pueden hacer es la prueba del dedo, que consiste en introducirlo en la leche y contar hasta 5 o 6. Si pasado ese tiempo, deben sacar el dedo porque les quema, esa es la temperatura ideal.
  • Una vez alcanzada entonces, esa temperatura, hay que sacarla de del fuego.
  • En un recipiente aparte, vamos a poner un par de cucharadas de yogurt griego natural; la bacteria que hace el yogurt, está presente en todos los yogures que consumimos, entonces se hace mucho más sencillo sacarla de ahí que buscando la bacteria por separado. Se recomienda que sea un yogurt sin sabor para que no se contamine de sabor el yogurt griego casero que estamos preparando.
  • Agregar la leche previamente calentada y mezclar suavemente con una cuchara.
  • Una vez que tenemos nuestros ingredientes bien unidos, vamos a llevar la mezcla al recipiente de vidrio en el que va a quedar reposando y en el que se va a armar nuestro yogurt.
  • Es necesario aislar el yogurt lo más posible, sobre todo, en cuestión de temperatura, no se tiene que ir el calor de la leche. Por esto, lo que vamos a necesitar que sea un recipiente con tapa. Y vamos a tener que taparlo rápido, apenas introducimos la mezcla.
  • Luego envolvemos el recipiente en una frazada o toalla y la llevamos a un lugar aislado que preferiblemente se encuentre sellado puede ser el horno que incluso se puede mantener un poco precalentado para que acelere el proceso de fermentación.
  • Se deja reposar por 12 horas y tendrás listo tu yogurt griego casero, para acompañar tus comidas favoritas.

“Para el proceso de fermentación es muy importante que conservemos el yogur en un frasco herméticamente cerrado y que lo coloquemos en un lugar cálido y sin cambios de temperatura”

Beneficios del yogur griego

Ahora que ya sabes cómo hacer tu yogur griego casero, es el momento de que conozcas algunos de sus beneficios:

  • Es bajo en lactosa, por lo que resulta más fácil de digerir que otros productos lácteos.
  • Es rico en probióticos, ideales para mantener la flora intestinal en perfecto estado.
  • Tiene una buena cantidad de calcio, por lo que ayuda a prevenir la osteoporosis.
  • También tiene una buena cantidad de yodo, necesario para el buen funcionamiento de la tiroides.
  • Ofrece un elevado aporte proteico, que favorece el crecimiento celular.
  • Es una fuente de vitamina B12, necesaria para la salud cerebral.

El yogurt griego difiere del común en su contenido proteico, duplicando la cantidad del macronutriente.

Usos del yogur griego

El yogurt griego es ideal para mezclar con tus alientos favoritos, puede usarse como; acompañante de tu granola al desayuno o merienda, como aderezos de ensaladas, para la preparación de postres, batidos y ensaladas de frutas. Y también para:

  • Helado de Yogur
  • Sustituto de la crema
  • Consistencia para salsas
  • Gelatinas
  • Acondicionador y mascarilla para el cabello
  • Alivia las quemaduras del sol
  • Tratamiento facial
  • Aderezo

Anímate a preparar este maravilloso alimento y acompaña tus comidas de una manera natural y saludable

PEREIRA - RISARALDA

Horario de atención

9AM - 6PM

×

Powered by WhatsApp Chat

× Chatea con nosotros