Yogur Griego de Cabra

$8.000$37.000

Yogur griego de leche de cabra una buena alternativa a los convencionales con más calcio y menos colesterol y lactosa, sus buenas propiedades y sabor te acabarán de convencer del todo.

No sólo es un gran aporte energético, también es una excelente fuente de vitaminas, además de proveer un importante número de aminoácidos esenciales.

Limpiar

Descripción

Yogur griego de leche de cabra es un alimento de gran valor nutricional con una composición rica en proteínas y grasas de alta calidad que proporciona aminoácidos esenciales, minerales como calcio, cobre, hierro, selenio, zinc, fosforo y magnesio, además de vitaminas A, B2, B6, B12, C y D, riboflavina y niacina. Además, su composición es parecida a la humana y es más digestiva que otras leches.

Gracias a las características particulares de las grasas y proteínas que tiene, es más digestiva que otros tipos y la más parecida a la humana, «el consumo de leche y productos lácteos bajos en grasa puede contribuir a la reducción de la enfermedad cardiovascular».

El yogur de cabra ayuda a regenerar nuestra flora intestinal. Esta regeneración, es muy importante para un buen tránsito intestinal corrigiendo así muchos casos de estreñimiento o diarreas, y para mejorar el sistema inmunológico. Además, el yogur hace la leche mucho más digestiva, ya que tiene mucha menos lactosa que la propia leche. Así encontraremos personas que no pudiendo tolerar la leche, pueden comerse un yogur tranquilamente.

Información adicional

Peso 250 g
Presentación

Frasco de vidrio para 250 y 1000 ml
Tarro plástico para 2000 ml

Vida útil

3 meses
Una vez abierto consumir en el menor tiempo posible y mantener refrigerado.

Forma de Consumo

Tomar directamente, como base para salsas y cremas, para acompañar la granola y cereales.

Peso

250g, 1000, 2000

Beneficios

Alta en minerales y vitaminas
Consumirla te dará una buena dosis de los minerales y vitaminas que tu cuerpo necesita. Contiene el 33% de su valor diario recomendado de calcio, así como grandes cantidades de magnesio, fósforo, potasio, cobre, zinc y selenio. También es una gran fuente de vitaminas A, C, D y B2 o riboflavina.
Es de fácil digestión
Contiene una cantidad similar de grasa que la leche de vaca, pero las moléculas son mucho más pequeñas, lo que facilita su digestión. Además las personas con formas leves de intolerancia a la lactosa también pueden beneficiarse de ella, ya que el contenido de este azúcar es menor, por lo que quienes tienen dificultades para digerir la leche normal encuentran en la de cabra una alternativa viable.
Baja en colesterol y alta en calcio
Si te preocupa el consumo de calcio te sorprenderá sabes que proporciona el 33% del valor diario recomendado y que contiene incluso más calcio que la leche de vaca, que ofrece el 28%.
Este producto también puede tener un impacto positivo cuando se trata de la salud del corazón. Los estudios han demostrado que la leche de cabra no solo ayuda a reducir los niveles de colesterol malo, sino que también puede aumentar el colesterol bueno en la sangre.
Alta en ácidos grasos de cadena media
Esta es una gran fuente de aquellos ácidos grasos de cadena media saludables. Mientras que la leche de vaca normal contiene entre un 15 y un 20% de estos ácidos, la de cabra cuenta con una impresionante cifra del 35%. Dichos ácidos grasos están relacionados con la prevención de enfermedades cardíacas y el tratamiento de muchas afecciones intestinales, además de que el cuerpo los usa como energía en lugar de almacenarlos en forma de grasa corporal.
Mejor absorción de nutrientes
Algunos estudios han demostrado que si tomas leche de cabra, los minerales importantes como el calcio, el hierro, el fósforo y el magnesio se digieren más fácilmente. Los científicos sugieren que quienes padecen de anemia, mala absorción y osteoporosis pueden beneficiarse enormemente de este producto.
Causa menos inflamación y tiene pocos alérgenos
La mayoría de las personas que no pueden tomar leche de vaca normal en realidad no pueden digerir una proteína única llamada caseína A1. Esta es muy inflamatoria y está vinculada a varias afecciones intestinales, como la enfermedad de Crohn, el síndrome del intestino permeable y el síndrome del intestino irritable. La leche de cabra no contiene la A1, pero sí la caseína A2 que no está vinculada a ninguna de las reacciones negativas o efectos inflamatorios asociados con la leche de vaca.

Ingredientes

Leche de cabra Orgánica, cultivos lácteos y probióticos.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.

×

Powered by WhatsApp Chat

× Chatea con nosotros